Av. Teodomiro 32 Entresuelo B
Orihuela - 03300
Fisioterapia a Domicilio

FISIOTERAPIA A DOMICILIO

En ningún sitio mejor que en tu casa

Tanto para prevenir como para curar, los tratamientos de fisioterapia están destinados a mitigar el dolor, mejorar la movilidad y dar solución a patologías relacionadas con la edad.

Utilidad

La fisioterapia es un método que ayuda a curar determinadas enfermedades y lesiones físicas mediante masajes, movimiento de articulaciones, ejercicio físico, aplicación de calor, etc.

Los más propensos a sufrir lesiones que deban tratarse con fisioterapia, además de los jóvenes que entrenar un deporte, son las personas de edad avanzada. Dado que los músculos se van atrofiando con el paso del tiempo.

Aunque en muchas ocasiones es debido a que llevan una vida más sedentaria de la que solían llevar cuando eran más jóvenes ya que, muchos de ellos pueden sentirse menos vitales.

Mediante la fisioterapia es posible recuperar la autonomía de los mayores de la casa, para lograr un nivel de actividad óptimo, al mejorar sus capacidades psicomotrices.

Ya sea después de una operación, de una caída o porque están postrados en la cama para que puedan volver a caminar.

Todo ello desde la comodidad de su domicilio, ya que nuestros profesionales son los que se desplazan al hogar.

Ventajas

Otras ventajas para el paciente derivadas del tratamiento incluyen:

La mejora de la función cardiorespiratoria: ya que con el fisioterapeuta realizan una serie de ejercicios, siempre adaptado a sus necesidades, para ayudar a la movilidad del corazón y de los pulmones.

Retrasa la osteoporosis: El incremento de la osteoporosis en nuestra población es debido a que ahora vivimos más, y con el paso del tiempo nuestros huesos se vuelven cada vez más débiles.

La fisioterapia no sólo mejor una vez dada la enfermedad si no que ayuda al retraso de su aparición. Evita entre otras muchas cosas, el dolor, la incapacidad y el riesgo de fractura de los huesos.

Y todo ello a través de una serie de ejercicios personalizados para cada paciente.

Prevenir las caídas: Con la edad disminuye nuestra movilidad y nuestra fuerza muscular, por ello, con la fisioterapia se realizan una serie de ejercicios que ayudan a reforzar la musculatura y que no se pierda la masa corporal, a aumentar los reflejos en el paciente, a potenciar unos músculos más flexibles, así como a aumentar la movilidad.

Favorecer el bienestar general: El ejercicio físico siempre favorece el bienestar general en la persona que lo practica. Llegados a cierta edad y por problemas de salud, ya no se puede realizar ningún deporte.

Por ello la fisioterapia ayuda a esas personas mediante unos ejercicios específicos, a obtener los beneficios que se tienen cuando se practica un deporte. Al tener mayor movilidad te sientes más independiente, mejora tu autoestima y te sientes más capacitado.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando, estás aceptándola.